El huracan Ian se fortalece de regreso, apunta a Carolina del Sur después de diezmar el suroeste de Florida

Mundo 30 de septiembre de 2022 Por Luis Alberto Fernandez
El Centro Nacional de Huracanes alertó que el tornado "puede causar graves marejadas ciclónicas e inundaciones" en esos estados y señaló que el fenómeno climático "provocó una cantidad de víctimas fatales que aún no fue precisada".
63361af3c9b3d_900

Después de  tocar tierra en el suroeste de Florida  el miércoles por la tarde y ser degradado a tormenta tropical el jueves atravesando la parte central del estado, Ian ingresó al Océano Atlántico durante la noche y se fortaleció hasta convertirse en un huracán de categoría 1 mientras avanzaba hacia Carolina del Sur. 

Fuertes lluvias y fuertes vientos están comenzando a azotar las costas de Carolina del Sur y Carolina del Norte la madrugada del viernes, ya que la peligrosa tormenta se encuentra a unas 140 millas al sur-sureste de Charleston, Carolina del Sur. La tormenta se mueve de norte a noreste a 9 mph; Ian tiene vientos máximos sostenidos de 85 mph.

"Se esperan vientos con fuerza de huracán en las costas de Carolina del Sur y el sureste de Carolina del Norte a partir del viernes temprano, donde está vigente una advertencia de huracán.

"Las condiciones de huracán son posibles esta noche a lo largo de las costas del noreste de Florida, Georgia y Carolina del Norte, donde está vigente una alerta de huracán", escribió Eric Blake, meteorólogo del NHC, en una actualización diaria.
 
2022-09-30_07-35-14

Mike Doll, meteorólogo de AccuWeather, dijo que cuando el Ian toque tierra al norte de Charleston, las áreas pueden esperar una marejada ciclónica de 4 a 7 pies y un total de lluvia de hasta 8 pulgadas. 

 map_14

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente Biden declaró una emergencia en Carolina del Sur y ordenó asistencia federal antes de que tocara tierra la tormenta. 

La llegada inminente de Ian a Carolina del Sur se produce después de dejar un rastro de destrucción en el suroeste de Florida. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que la tormenta desató una "marejada ciclónica bíblica" que  diezmó las calles de la ciudad, los edificios y las casas residenciales alrededor del área de Fort Myers. 

Te puede interesar